Deformidad adquirida de los dedos

La más conocida es la de dedos en garra en los pies ( suele asociarse a deformidad en cavo de causa neurológica en realidad ajena al pie y afecta a todos los dedos por igual ). Se acompaña a menudo de callos dolorosos en el dorso de los dedos al rosar con los zapatos. Se aconseja el uso de calzado ancho y aveces plantillas. Si le deformidad del callo es muy dolorosa se puede erradicar definitivamente mediante pequeña intervención percutánea (con anestesia local y sin abrir la piel).

En cambio la mano sufre más frecuentemente de dedos en resorte deformidad en flexión a veces reductible de los dedos debido a atrapamiento de los tendones flexores de los dedos dentro de su polea en la palma de la mano. Es dolorosa y si no desaparece con fisioterapia se resuelve con una cirugía minimamente invasiva mediante anestesia local.